TRONAS, ¡todos a la mesa!

Comidas largas, cenas con mucha calma y la satisfacción de ver a nuestro peque a nuestro lado. Sin lugar a dudas, plantear una rutina para comer todos juntos es una verdadera maravilla y una forma genial de estrechar los lazos familiares.

De hecho, ese rato en familia sentará las bases para futuras charlas, preguntas sobre el cole o ver si algo les está preocupando. Desde bebés pueden participar con total seguridad, introducir nuevos hábitos como el led weaning y formando parte de nuestra familia. Por supuesto, este ratito de conversación debe estar alejado de la televisión, las pantallas y los móviles de los mayores.

¡Marcas diferentes! Done by Deer

¡Tener a mano marcas de medio mundo! Sin lugar a dudas, es una de las partes que más disfruto de mi trabajo. Al ser una tienda multimarca y, fuertemente, especializada, podemos reunir en un solo espacio lo mejor del mundo de la puericultura.

Una de vuestras firmas favoritas es Done By Deer, esta firma ahora mismo con espacio propio en nuestra tienda, tiene su origen en Dinamarca. Allí nace orientada al mundo del juguete y poniendo todo el acento en la importancia de cuidar el juego de los más pequeños.

Método Montessori, llévalo a su cuarto

Para empezar tenemos que tener claro que el método de María Montessori, es un método educativo alternativo basado en las teorías del desarrollo del niño. Según ella los niños absorben como esponjas toda la información que requieren y que necesitan para su actuación en la vida diaria. Por lo tanto, Dra. Montessori afirma que el niño aprende a hablar, escribir, leer y contar de la misma manera que lo hace el gatear, caminar, correr, etc. es decir, de forma espontánea.  

BLW (baby led weaning), las claves para arrancar con él

En los últimos años se ha escuchado mucho hablar del BLW, cuando realmente es una práctica que nuestras madres y abuelas solían hacer al ofrecer a los bebés trocitos de su comida. En este caso, como recoge Lucía Mi Pediatra en su blog, se trata de una alimentación en trocitos a partir de los seis meses. A partir de esta edad, de forma tradicional se empezaban con los purés, en este caso apostaremos por trocitos.