TRONAS, ¡todos a la mesa!

Comidas largas, cenas con mucha calma y la satisfacción de ver a nuestro peque a nuestro lado. Sin lugar a dudas, plantear una rutina para comer todos juntos es una verdadera maravilla y una forma genial de estrechar los lazos familiares.

De hecho, ese rato en familia sentará las bases para futuras charlas, preguntas sobre el cole o ver si algo les está preocupando. Desde bebés pueden participar con total seguridad, introducir nuevos hábitos como el led weaning y formando parte de nuestra familia. Por supuesto, este ratito de conversación debe estar alejado de la televisión, las pantallas y los móviles de los mayores.

El único requisito es nuestra atención plena para los peques, la comida en familia y crear así un ambiente de paz. Si te gusta el plan te vamos a dar algunas pautas para elegir la trona perfecta y no errar en tu elección.

Tronas, ¿evolutivas o no?

En la imagen la trona EVOLU2 en blanco

Si queremos potenciar ese vínculo con el niño y facilitar un entorno de paz y conversación, es básico que la trona sea evolutiva para que puedan estar a nuestro lado desde los seis meses hasta el inicio de la etapa escolar.

La trona no solo sirve para el momento de la comida o de la merienda, en ella le acercamos a nuestro mundo al sentarle a nuestra altura y poder plantear manualidades, nuevos juegos y retos. ¡Os garantizamos que las tronas se convierten en un básico del comedor y la cocina!

Algunos modelos como nuestra trona EVOLU2 se adapta desde los 6 meses gracias al arnés de cinco puntos hasta los 6 años. ¡Inversión a largo plazo siempre que pensemos en tronas!

¡Fácil de limpiar! Experimentar y mucho más

Aunque parezca obvio es importante que la trona se integre en el comedor, no moleste demasiado, sea cómoda para el peque y ¡se limpie con facilidad!

No solo van a probar nuevas comidas, comer sus primeras piezas de fruta o probar trocitos de carne, ¡van a pintar, usar plastilina y mil materiales! Aunque ahora parezca un consejo obvio, os aseguro que pensar en su facilidad de limpieza es un básico que nos vais a agradecer a futuro.

La trona Lambda no solo es evolutiva (tiene tres alturas y tres posiciones distintas para los pies), sino que cuenta con una bandeja de plástico para que el peque pueda manchar y experimentar en todo momento.

En la imagen la trona Lambda

Para hacer este reportaje, además de la shop de Menuts Shop y nuestra experiencia con vosotros, hemos consultado la Guía para una alimentación infantil equilibrada del HOSPITAL SANT JOAN DE DÉU

Deja un comentario