Armario cápsula de primavera para bebés

La ropa de bebés es una auténtica debilidad, de hecho nos encantan estas semanas de marzo porque empiezan a llegar a la tienda todas las prendas nuevas y disfrutamos muchísimo, colocándola y haciéndole fotos. Los bebés suelen utilizar muchísima ropa, para evitar manchas, cambios, mudas de repuesto…

Aun así podemos plantear un armario cápsula, para tener más claro que vamos a necesitar para los próximos meses. De esta forma haremos un consumo más responsable y evitaremos tener ropa para regalar o donar (con la etiqueta puesta por falta de previsión).

¿Qué es un armario cápsula de bebés?

Los armarios cápsula se definen por tener muy pocas prendas, minimalistas y sencillas. En el caso de los bebés, está claro que tenemos que tener varias prendas y cambios, pero sin caer en locuras. Aunque el término se acuñó en los años setenta se ha popularizado en las revistas de moda, así que vamos a coger lo mejor de este concepto y aterrizarlo en el armario de los bebés.

Las bases son analizar en primer lugar qué colores nos gustan más y qué colores solemos elegir para los peques. Lo ideal es elegir dos o tres muy neutros y combinables y otros dos más de tendencia como terracotas, mostazas, nudes o verdes mint.

Su piel es muy delicada y lo ideal es utilizar tejidos naturales como algodón orgánico, algodón pima y lino. Son básicos en días de mucho calor y conseguimos que transpiren mucho mejor.

¡Por último! Los bebés se manchan mucho, así que además de tener que salir de casa con varias mudas mira que la ropa se pueda lavar en lavadora y sería interesante ver si se puede meter en secadora, sobre todo si en tu zona hay mucha humedad.

La lista del armario perfecto para un bebé

Si quieres algo más práctico, te dejamos una lista de lo que debería haber en su armario. Aunque siempre cambiará dependiendo de tu ritmo de vida, sí pensamos que puede orientarte un poco.

  • 1 o 2 vestidos o conjuntos completos más arreglados, en este sentido elige conjuntos completos para que sea más fácil de combinar. Por otro lado, evita que tengan muchos lazos, botones o cremalleras, lo más importante es que sean muy cómodos.
  • 4 o 5 partes de arriba. Aquí si queréis podéis buscar camisetas con rayas, florecitas o estampados. Si lo eliges dentro de una misma paleta, vas a conseguir que todo combine entre si.
  • Entre 3 a 5 pantalones o partes de abajo. En este sentido puede ser más sencillo irnos a colores neutros y muy básicos para que combinen con todas las camisetas y jerséis.
  • 3 o 4 vestidos fresquitos o peleles con los que vayan súper cómodos.
  • Una chaqueta para el entretiempo o esos días en los que hace sol y ya salimos a pasear hasta más tarde.
  • 4 pijamas. Es básico que se laven de forma muy sencilla, puesto que se van a ensuciar constantemente.
  • 6 calcetines, alguno más si el peque no suele llevar zapatos.

Deja un comentario